La fiscalía ya tiene la autopsia

El fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados de Tartagal, Pablo Cabot, informó que ya cuenta con el informe de la autopsia practicada al cuerpo de un bebé prematuro que nació en el Hospital Juan Domingo Perón de esa ciudad y que falleció aparentemente por mala praxis de los profesionales intervinientes, según denuncian los padres. En dicho informe consta que el bebé de 24 semanas de gestación falleció a causa de la decapitación que sufrió en las maniobras que le practicaron a su madre durante el trabajo de parto.
Luego de ser dada de alta, los investigadores se entrevistaron con la madre del bebé, quien describió en forma pormenorizada la situación en la que llegó al hospital y lo sucedido mientras era asistida. Por otra parte todavía no se realizó aún entrevista al personal del nosocomio y esperan resultados médicos para determinar las responsabilidades de los profesionales de la salud que intervinieron.
Por su parte la familia solicitó premura en la investigación mediante una carta presentada en fiscalía a través del abogado Jorge Soruco, “él nos está asesorando, vamos a esperar hasta mañana a las 16 y nos vamos a reunir con los caciques para saber cómo seguimos, porque no tenemos respuesta a nuestro pedido por justicia, no queremos que otra persona pase por lo mismo que nos tocó vivir a nosotros” manifestó el tío del bebé Marcos Segundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *